Enseñar a mi perro a utilizar la jaula o transportin

Enseñar a mi perro a utilizar la jaula o transportin

publicado en: Adiestramiento de perros, Noticias | 0

Son muchos los beneficios de enseñar a tu perro a utilizar la jaula o transportin. En la educación de tu perro debería ser tan importante esto como acudir a la llamada o no tirar de la correa. Veamos en qué te puede beneficiar acostumbrar a tu perro a estar tranquilo en su jaula:

  • Viajar. Si viajas en coche puedes optar por utilizar una jaula o un cinturón de seguridad para perros. Pero si tienes que coger un avión es obligatorio que vaya en un transportin homologado. Mucho mejor que esté acostumbrado porque pasará algunas horas solo en un entorno que no conoce.
  • Estar fuera de casa. Si eres de los que pasan mucho tiempo con su perro y lo lleva a todas partes recordarás aquella ocasión en la no pudiste tenerlo contigo las 24h en un viaje. Salir a cenar, hacer algunos recados, pasar unos días en casa de unos amigos o también que alguien pueda cuidarlo sin tener que estar pendiente de tu compi todo el tiempo.
  • Descanso. Ya hemos hablado en algún que otro artículo de lo importante que es que tu perro tenga un sitio seguro, donde nadie le moleste y pueda descansar. Hay muchos perros, sobre todo en el caso de los cachorros, que no saben parar. No es que no quieran, es que no pueden. Si saben estar en el transportin, se relajaran.
  • Más sobre cachorros. Si tienes un cachorro no te lo pienses, el momento es ahora. Para preguntas como ¿qué hago para que esté tranquilo un segundo?¿y para qué deje de coger todo lo que encuentra?¿y para enseñarle a hacer sus necesidades?, la solución es la misma: PREVENCIÓN. Y no hay nada mejor para prevenir “cosas de  cachorros” que un transportin (dando por sentado que tu cachorro tiene todas las necesidades cubiertas en cuanto a salud, actividad física y mental, etc.). Estos son algunos de los comportamientos para los que te vendrá muy bien enseñar a tu perro a estar tranquilo en su sitio:
    • Prevención de destrozos en casa. Si no puedes supervisar a tu cachorro durante un ratito, una jaula, un transportin o un parque para cachorros te ayudará a poder hacer otras cosas con la tranquilidad de que no sucederá nada.
    • Ayuda a controlar el pis y la caca. Un cachorro no va a querer hacer sus necesidades dónde duerme; si mantienes una buena rutina de paseos el uso del transportin le ayudará a que cada vez aguante más tiempo.
    • Veterinario. Si por algún motivo tienes que dejar a tu perro en el veterinario, ya sabrá que una jaula es un lugar seguro y podrá llevar mejor ese momento.
  • PREVENCIÓN de la ansiedad por separación. Si un perro está acostumbrado a no estar todo el día detrás de ti, si puede pasar un par de horas tranquilo mientras tú haces otras cosas, será menos propenso a sufrir esta patología que resulta tan complicada de tratar. ¡Ojo! Presta atención que hablamos de prevenir la aparición, para aquellos perros que ya tienen ansiedad por separación puede ser muy útil, pero tiene que trabajarse mucho más y siempre supervisado por un profesional.

 Cómo enseñar a mi perro a estar dentro del transportin

El inicio hazlo siempre jugando, tu perro lo verá como algo bueno si lo haces divertido. Más abajo tienes un vídeo con todos los pasos:

FASE 1

  1. Di “a la cama” y tira un premio dentro.
  2. Para que salga di “ok” (o “ya está”, “libre”… lo que quieras pero siempre lo mismo) y tira un premio fuera. En todos los ejercicios es tan importante la señal de finalización como la de inicio. Tu perro debe saber cuándo empiezan y cuándo acaban las cosas.

FASE 2

  1. Di “a la cama” y espera que el perro entre. Cuando esté dentro di “muy bien” y tira un premio dentro. Para lograr cada vez más estabilidad aumenta el número de premios que le das una vez ha entrado.
  2. Para que salga di “ok” y tira un premio fuera.

FASE 3

  1. Di “a la cama” y esperamos que el perro entre. Cierra la puerta. Da varios premios.
  2. Abre la puerta, di “ok” y tira un premio fuera.

FASE 4

  1. Di “a la cama” y espera que el perro entre. Cierra la puerta y espera unos segundos. Da varios premios.
  1. Abre la puerta, di “ok”. Ya puedes quitar el premio porque salir y estar contigo será un premio por sí mismo.

FASE 5

Aumenta progresivamente el tiempo que le dejas dentro. Primero unos segundos, contigo a la vista y después saliendo de la habitación. Después haz alguna cosa por casa, vuelve y premia.

Para asegurarte de que estará bastante tiempo tranquilo, puedes ponerle un kong relleno de algo rico, un hueso que le encante, yogurt congelado, etc.

La clave del éxito

Has acostumbrado a tu perro de forma correcta, ya no ve la jaula como algo malo, sino como un lugar donde pasan cosas buenas.

Pero hay que ir un paso más allá en la educación de tu perro para que sea efectivo el uso del transportin.

Los perros, tontos no son. Por muy bueno que sea el transportin siempre es más divertido estar fuera haciendo trastadas. Hay que ayudarle a entender que lo mejor que tiene en ese momento es estar tranquilo y descansar.

Es muy importante que no dejes salir a tu perro si ladra. Si consigue salir sólo aprenderá que puede conseguir cosas ladrando. Si por el contrario, no le abres hasta que esté relajado, con las repeticiones, entenderá que la forma de volver a estar por la casa es estando tranquilo.

Otros aspectos

Si quieres darle más valor aún al transportin, pon su toma de comida dentro, déjale huesos recreativos o Kong rellenos de algo delicioso mientras permanece en el interior.

A tener en cuenta

  • Este proceso puede tardar varias semanas, ten paciencia.
  • Utiliza un buen transportin o jaula, es importante que sea resistente.
  • El tamaño debe permitir a tu perro ponerse de pie, girarse y permanecer tumbado cómodamente.
  • Hay perros que son más sensibles y necesitan que te lo curres un poco más. La solución es jugar. Juega a todo lo que se te ocurra que incluya entrar y salir del transportin. Da el control de la situación a tu perro, que coja iniciativa para entrar y salir. Aquí te dejamos una idea:

Pruébalo, ¡no te arrepentirás! 😉